Weaving → Telar ← Weaving

21:05


Lo encontraréis y conoceréis sobre todo por weaving, pero no deja de ser un telar. Otra técnica más que llevar a cabo, muy práctica si tenéis paredes vacías que queráis decorar, porque este tipo de tapices quedan genial para un salón. Esta es mi intención, decorar una de las paredes de mi casa con un telar o weaving hecho con lana. Me parecen un motivo de decoración que crea un ambiente muy acogedor, siempre y cuando se haga una buena combinación de colores.

La más conocida en el mundo weaving para mí es Maryanne Moodie, una australiana residente en en New York que crea modelos tan increíbles como los de las imágenes. Combinaciones de círculos, triángulos, cuadrados, flecos y formas en medio del telar. Me gusta mucho la combinación de diferentes tipos y grosores de lanas que le dan relieve al tapiz, es un efecto muy interesante con esas formas como en 3D. 


No es una técnica difícil, pero hay que saber trabajarla. Es posible hacerse un bastidor a partir de materiales que más o menos todo el mundo puede tener por casa o conseguir con presupuesto escaso  y crear un telar, pero desde luego nada como un buen bastidor. Y no son caros, uno de calidad y tamaño mediano, los de mesa, puede rondar los 10€ . Se pueden conseguir fácilmente por internet o en tiendas de bellas artes y manualidades. Uno de los sitios más curiosos para conseguir un telar es en la página de otra australiana que lleva a cabo un curioso proyecto. Belinda Evans crea telares a partir de elementos naturales. En su tienda encontraréis los kits y en su blog más información y otros artículos interesantes.


La técnica, como decía, no es complicada, con delicadeza, como todo, se puede conseguir un trabajo muy bien hecho sin necesidad de demasiados conocimientos. Sin embargo es bueno tener algunas nociones antes de ponerse manos a la obra, y aquí es donde empezamos a hablar de tutoriales. Lo primero es tener claro los materiales que harán falta para trabajar en telar o weaving. Con un tenedor (sí sí, un tenedor), cartón y cuerda podría estar solucionado el tema de los materiales, pero obviamente si una se lo curra un poco más, mejor. Así que si visitáis el tablero de mi Pinterest sobre weaving podréis visitar algunos vínculos a diferentes tutoriales para que investiguéis sobre los materiales y cómo hacer telares.

Para hacer el bastidor sobre el que se trabajará, si no se opta por comprarlo ya hecho, esta de la imagen es la mejor opción, porque mantiene los hilos guía sujetos durante el trabajo. La opción del cartón está bien, pero además de ser más inestable, estás "condenada" a hacer uno casi cada vez que quieras hacer un telar. De esta manera os queda el telar o bastidor hecho para poder usar siempre que queráis. En Weave me away, página sobre weaving / telares, encontraréis información que os será de utilidad.


Pero esto es solo un acercamiento al telar, porque hay tantas opciones como queramos, como por ejemplo estos mini weaving circulares, que me encantan. Un tutorial que podéis encontrar en la maravillosa página de Karen Barbé, cuyo trabajo me tiene enganchada. Y ya a partir de aquí lo mejor es dejar volar la imaginación, la creatividad y crear diseños personalizados jugando con diferentes combinaciones de colores y texturas. Otros uso más para los restos de lanas que vayan quedando, pero por supuesto se admiten cuerdas o porqué no plásticos o yo qué sé.

Así que venga, a sacar tiempo robándole horas al día para probar el weaving / telar que esto promete ser muy interesante.


You Might Also Like

0 comentarios

Gracias por darme tu opinión