planner

Calendario febrero ▼ Descarga gratis

19:02


Hoy una entrada rápida y corta para poner a vuestra disposición un calendario para el mes de febrero. Este calendario en PDF lo podéis imprimir tanto en A4 como en A5, para poder ponerlo en vuestras agendas, por ejemplo. Para descargarlo podéis hacerlo directamente desde la imagen o bien desde el enlace de descarga al final de la entrada. Como veis el calendario en sí no tiene más que los números y los días para que haya bastante espacio para decorarlo con washitape o pegatinas.

planner

Pegatinas para agendas, planners y bullet journals

21:25



Hoy me toca arreglarme un poco las uñas, aunque sinceramente hacerme la manicura me aburre un poco. Pero desde que me las dejé de morder, el tiempo que dedico al cuidado de uñas y cutículas ha ido aumentando. Qué tendrá esto que ver con las entradas que normalmente publico. Pues tiene, y bastante, porque a menudo cuando me hago la manicura hago otra cosa al mismo tiempo aprovechando el tiempo de secado entre capa y capa de pinta uñas. Muchas veces aprovecho para ponerme con mis clases caseras de audio de francés, otras a pasar el rato buscando ideas en Pinterest o Instagram y hoy toca hacerse la manicura al mismo tiempo que escribo esta entrada.

Primer paso: aceite para suavizar las cutículas.

Si estáis leyendo esta entrada es porque tenéis una súper agenda a la que le dedicáis bastantes horas para ponerla bien bonita. Porque sí, porque nos gustan las cosas bonitas, porque nos vuelven locas los artículos de papelería y si no sabemos para qué sirven, pues ya le encontraremos utilidad. Nunca tendremos suficientes accesorios para nuestras libretas y agendas. Non stop!

Segundo paso: base protectora para no estropear las uñas. Fundamental.

Hace poco os hablaba de mi pasión por las agendas siempre y cuando estén decoradas con millones de colores a base de washi tape, dibujos, clips con formas, separadores y pegatinas. Pues de estas últimas os quiero hablar hoy, las pegatinas para las agendas, un elemento indispensable para decorar los planners y darles un toque especial. 


Las pegatinas para agendas fue de lo primero que empecé a utilizar para decorar mi libreta-agenda. Me encontraba bastantes en Pinterest de descarga gratuita, así que como comprenderéis no lo pude evitar. ¿No os pasa lo mismo? Por lo general el proceso es de lo más sencillo, imprimir recortar y pegar. Yo suelo imprimirlas en folios normales porque soy una perezosa y con una memoria horrible y siempre me olvido de comprar hojas de pegatina, de esas que se venden ya para estas cosas. En el caso de que tengáis hojas de pegatina por casa, os podéis ahorrar el último paso del pegamento. Pero la verdad es que me gusta cómo queda en el folio normal, un poco de pegamento y a la agenda. Estas de arriba las encontré en la página de TheLoveatc y me parecen súúúúúúúúúúper originales, me encantan. 

Además de simple decoración, algunas de las pegatinas sirven para señalar sobre el calendario los cumpleaños, si tienes que enviar un correo, o llevan escritos mensajes positivos, que siempre viene muy bien. Así que si os interesa ampliar vuestra colección de pegatinas para vuestras agendas, seguid leyendo y os enseñaré algunas de las hojas de pegatinas que más me gustan y páginas increíbles en donde podréis encontraros más de estas hojas para imprimir.

Primera capa de pinta uñas.

Si visitáis mi tablero en Pinterest dedicado a las agendas & planners, podréis encontrar muchos enlaces para descargaros un montón de cositas para vuestras agendas, pero aquí os voy a dejar una pequeña selección de lo que además de gustarme por bonito, me parece más práctico. Porque al fin y al cabo una agenda es una agenda y tiene un objetivo determinado.


Estas de Beayoutiful Planning me encantan, me gustan los colores en tonos pastel y me gustan sobre todo los ocho rectángulos de la parte de abajo de la hoja para pegarlos y poder escribir sobre ellos. Me gustan también, porque me parecen muy útiles las pegatinas que veis a los lados tipo banderines y círculos. Estas son solo unas de la que más me gustan de esta página, pero os aseguro que no es nada fácil decidirse porque tiene un montón de stickers para planners descargables en PDF y sinceramente cada cual más bonito. 

Cómo no en esta entrada os tengo que hablar de Creative Mindly, a quien muy probablemente ya conoceréis. Para mí es una de las páginas indispensables, en ella podréis encontrar una infinidad de tutoriales maravillosos, tengáis o no un blog. Si os gusta trabajar con tipografías, desde luego esta es vuestra página, con un montón de tutoriales para hacernos la vida bastante más sencilla. Pero volvamos al tema que nos ocupa, las pegatinas para agendas. Estas de Creative Mindly me encantan y las tengo ya listas y reservadas para cuando reciba mi nueva agenda que viene desde muy lejos. El PDF son unas 9 hojas en total y están genial, para mí es perfecto: pegatinas por meses, con notas, sin notas para poder escribir... Geniales. Pero no he impreso todas las hojas, sino que he seleccionado tres que son las que voy a necesitar. 



Segunda capa de pinta uñas. Ah, por cierto, el color de hoy es marrón oscuro. Monísimo 👅

Pero entre tanto tono pastel también me gusta mezclar negro y dorado, no fallan. Estas de abajo me las encontré hace nada en Pinterest y también ya están listas y reservadas para mi nueva agenda. Las dejo preparadas porque con tanta cosa que me encuentro en internet, sobre todo en Pinterest, no puedo acordarme de lo que más me gustó y quería imprimir, así que ahora ya imprimo directamente para que no se me olvide. Además así ya están listas en el momento en el que las quiera usar.


Y como os decía también me encanta tener pegatinas (que no son propiamente pegatinas, ya que las imprimo en folio...). Bueno, que digo que me encanta tener también algunas con mensajes de buen rollo, con energía, que aunque es un poco tontorrón y típico, pues a veces leer mensajes como los de la siguiente hoja de pegatinas te recuerda que no hay que rendirse y que las cosas cuestan esfuerzo. Aquí es donde se me ve el plumero... Sí, lo confieso, estoy en una temporada de esas en las que necesito escuchar frases de apoyo, aunque sea en notas para planners, snif!

Y ya estamos llegando al final. Último paso: top coat.

Podría seguir enseñándoos muchas, muchísimas pegatinas más para decorar agendas, pero por hoy ya es suficiente, que ya se sabe que lo bueno si breve, dos veces breve. Pero si os quedáis con ganas de más, recordad que Pinterest es un mundo de perdición, y allí podéis encontrar modelos de todas las formas y colores, tantos que os va a costar mucho poder decidiros. 

Bueno queridas mías, ahora que ya tengo mi manicura bien seca y mi entrada escrita, que espero que os inspire y os sirva para encontrar muchas ideas, me voy a poner a organizar un poco mi semana, que cuando tengo el turno de tarde es un auténtico desastre porque no tengo tiempo para nada. Bueno, bastaría con madrugar un poco más, pero... 

planner

"Hand lettering" El arte de la caligrafía • Guía para principiantes

15:35


Si sois una amantes de lo hecho a mano como yo, si os gusta descubrir y hacer cosas nuevas cada día, quizás esta entrada sobre qué es el hand lettering para principiantes os pueda resultar interesante. Lejos de ser un tutorial de cómo manejar el brush pen, porque yo solo soy una novata en el tema, lo que os muestro es una pequeña guía de consejos básicos para introducirse en esta técnica tan de moda. Aquí os explico cuáles son los pasos y materiales que estoy siguiendo para aprender a hacer caligrafía y manejar los rotuladores y bolígrafos, así como algunas de las páginas más interesantes en donde podréis encontrar información y tutoriales para hacer hand lettering.

Ahora mismo todavía me encuentro en la fase de, cómo definirlo... ejercicio libre, es decir, practicar como te venga en gana, hacer garabatos y escribir sin ton ni son. En las páginas de las expertas en el tema es lo primero que recomiendan, probar con los diferentes rotuladores para ir practicado, para identificar el trazo que podemos hacer con cada uno de ellos y obtener soltura. Así que el ejercicio número 1 es "Escribe, repite y experimenta con tu propia escritura". Practicar, practicar y practicar. Es así como se consigue aprender. Muchas veces me acuerdo de cuando empecé a hacer ganchillo, lo difícil que era al principio, me parecía imposible. Pero fue a base de horas y horas de práctica que conseguí aprender. De horas y de algún que otro calambre en las manos también... Así que intento recordar eso para motivarme a mí misma y decirme que con el tiempo y la práctica, todo se puede conseguir. 


Lo ideal es encontrar nuestro propio estilo a partir de nuestra propia escritura, pero para ello es importante ver la escritura, hand lettering, que podemos encontrar por la redes sociales y repetir para ir practicando. En Pinterest encontraréis una infinidad de ejemplos y de tutoriales básicos para practicar. En la página de Creative Market podéis descargaros un cuaderno para practicar la escritura especialmente con rotuladores con punta de pincel, los famosos brush pen. Este es uno de los cuadernos que más me gustan porque en cada letra viene indicado con flechas como hacer el trazo, cuándo el movimiento es de arriba hacia abajo y viceversa. Para encontrar otros cuadernos y practicar el hand lettering podéis buscar "worksheet hand lettering" y encontraréis un montón de descarga gratuita. Otro que también me he descargado y me gusta mucho es el de la marca de rotuladores Tombow, una de la marca de rotuladores más conocida para practicar la escritura tipo brush. En su página web también podéis descargaros plantillas para practicar números, letras, trazos... Pero que si todavía guardáis alguno de aquellos cuadernos Rubio por casa, de los que se usaban cuando éramos pequeñas, también os vale ; )

Normalmente practico sobre libretas de hojas rayadas o cuadriculadas, pero es mucho más sencillo practicar la caligrafía sobre las plantillas con las líneas en diagonal, sobre todo para practicar la escritura en cursiva, yo controlo más lo que escribo y me detengo mucho más mientras voy escribiendo. En este enlace a la página de Bianca Mascorro encontraréis varias plantillas del mismo estilo para imprimir  y practicar vuestra caligrafía en cursiva.


Mi opinión y recomendación de novata sobre los rotuladores. Me encanta el rotulador Tombow, cuando veo vídeos en youtube de gente haciendo diseños con esta marca de rotuladores me muero de envidia porque encima parece tan fácil... Este rotulador tiene una gran punta en forma de pincel y es ideal para diseños más bien grandes, pero yo no termino de encontrarle el truco, al menos no con la mayoría de letras y trazos. Me frustra bastante cuando intento escribir con él la letra en cursiva, así que por ahora sigo usándolo pero para escribir en mayúsculas o combinando con aquellas letras en cursiva que me empiezan a salir bien. Quizás se me dé mejor escribir con este rotulador cuando controle un poco más. Sin embargo el rotulador Pentel Touch Brush me encanta. Lo tuve en casa durante meses y casi no lo usaba porque sencillamente no sabía cómo hacerlo. Pero ahora es el que más me gusta porque me resulta mucho más suave y manejable para el tipo de escritura que yo hago, que es más bien pequeña o mediana. En este enlace a youtube veréis un vídeo demostración de cómo usarlo. Así que mi consejo de novata es que probéis con varios rotuladores, es la única manera de encontrar vuestro estilo, y de encontrar los rotuladores adaptados a vosotras, con los que os sentiréis más cómodas.

¿Estáis en un momento de esos en la vida en los que, por lo que sea, no tenéis rotuladores por casa? Que no cunda el pánico queridas, con un simple bolígrafo podréis empezar por la técnica de la falsa caligrafía, faux calligraphy.  En la página de The Postmans knock encontraréis un magnífico tutorial de cómo hacer la falsa caligrafía, con vídeo y plantilla descargable incluída. Una maravilla.


Yo tengo que reconocer que por ahora es la técnica que más me gusta, esta de la falsa caligrafía. La escritura con los rotuladores pincel está muy bien, pero por mucho brush pen que exista, yo siempre tengo mis rotuladores básicos negros para la faux calligraphy y dibujos tipo doodle para la agenda como por ejemplo y sobre todo, los banners. Para conseguir mayor detalle, tanto de la escritura como de los dibujos que añado al planner, es importante combinar grosor de puntas. Yo sigo probando cuándo conviene usar unos y otros, intento tomarme mi tiempo y veo según el tamaño de la escritura y si quiero que el resultado sea más cuidado o más bruto.

Pero para que la cosa no resulte demasiado monótona, además de ir practicando con diferentes ejercicios que me voy encontrando por internet, sobre todo a través de Pinterest, intento ir practicando la caligrafía cuando me pongo a organizar mi agenda. Como os enseñaba en la anterior entrada, #planneraddict, le dedico un buen rato a mis plannings semanales y mensuales, no porque esté muy ocupada con un montón de cosas que hacer, sino más bien por el placer de decorar y tener una agenda bonita, que utilizo sobre todo para anotar ideas y otras cosas que se me pasan por la cabeza. Es sobre todo cuando me pongo con mi planner que practico, pero ahora también empiezo a practicar cuando escribo y tomo notas de algún patrón de crochet o tricot, queda mucho mejor, mucho más bonito.

Así que con esto os dejo que investiguéis por vosotras mismas a partir de aquí. Yo me voy a poner a escribir un rato, que tengo que terminar de escribir el patrón del gorro que estoy a punto de acabar con el patrón cable knitting del que os hablaba aquí.

planner

#planneraddict

16:49

Llegado el nuevo año, seguro que más de una os habéis prometido que llevaríais al día una agenda y que lo haríais todo el año. Seamos sinceras: llegado marzo, siendo optimista, ya no os acordaréis ni de que esa agenda existía. Yo era una de estas personas, cuántas veces habré empezado una agenda con la promesa de ser constante (casi me da la risa ahora mismo... constante...). Pero mi vida es otra desde que soy una #planneraddict, una alternativa a morirse de aburrimiento llevando una agenda triste, sosa y sin color. Aquí todo es color, decoración y un poco de organización; de hecho yo diría que la organización es la excusa para para ponerse manos a la obra. I love the life planner!

Mi intención era simplemente la de intentar ser un poco más organizada y evitar tener notas sueltas por ahí, porque con los horarios tan inestables que tenía, era una verdadera locura saber cuándo estaba libre y cuándo no, así que primero probé con una agenda, que me duró dos telediarios, y luego ya pasé a la libreta que fui organizando a mi manera. Pero después de la libreta fueron rotuladores, luego te dices "un poquito de washitape por aquí", y luego "voy a imprimir estas pegatinas que me encontré en pinterest para poner por allá", un día en una tienda encuentras unos post-it monísimos y te dices de nuevo "porqué no para el calendario de mayo". Y así hasta que te das cuenta de que ya eres una planner addict con todas las de la ley, no contabas con ello, pero ahí estás. Una cosa muy americana, como los bullet journals, de hecho si buscáis por internet o por las redes sociales, veréis que casi siempre son la misma marca de agendas, las Happy Planner, lo cual tiene su explicación porque son una agendas muy cómodas y fáciles de usar que podéis conseguir directamente desde Estados Unidos vía e-shop. Fáciles porque las hojas se pueden sacar y poner, esto permite que escribir, pegar washitape o modificar lo que sea, sea mucho más cómodo. Por otro lado esta misma marca ofrece un montón de "complementos" para decorar las agendas. Una perdición, vaya.

Para mí la mejor opción, por ser la más casera, porque lo que me gusta realmente de esto de las agendas planner es el tema de las cosas hechas a mano y poder trabajar a mi gusto las semanas o meses, son las libretas de anillas o de espiral, y siempre en tamaño A5. Aquí se parte de una hoja en blanco y somos nosotras, nuestra imaginación y creatividad quienes hacemos el diseño sobre el que decoraremos y organizaremos.

En el caso de las libretas de anillas (las de abrir y cerrar de toda la vida), se pueden imprimir hojas con formatos definidos de calendarios bien mensuales o bien semanales, e incluso se puede ir alternando a vuestro gusto. A mí me encanta porque es el estilo de las famosas agendas Filofax, que por ahora me resisto pero creo que no tardaré mucho en tener una. Lo mejor de esta opción es que además de tener la organización semanal y mensual, se pueden añadir listas (de películas por ver, libros por leer, etc), menús semanales o simplemente una hoja de notas a mayores. El límite es la imaginación. Si buscáis por internet "free planner printables" (ya os digo que es algo americano), encontraréis muchísimo material descargable para comenzar en esta sana adicción de las agendas decoradas, además de una infinidad de ideas y tutoriales para decorar vuestras agendas. Para ir abriendo boca os recomiendo visitar la página Planner Addiction, en donde encontraréis, como os podéis imaginar con este nombre, muchas páginas de descarga gratuita para vuestro planner. Encontraréis pegatinas, separadores o portadas por si lo que preferís es encuadernar vuestra agenda y por supuesto hojas para que podáis organizar vuestro planner


En el caso de las libretas en blanco, ahí nos tocará diseñar a mano el calendario que después iremos decorando con el kit planner. Y si además se os da bien el tema de dibujar, pues ya os puede quedar algo realmente bonito y sobre todo original. Personalmente me gusta hacer primero un planing mensual y después por semana. Me resulta más sencillo sobre todo con los horarios por turnos del trabajo ver en el planning mensual el horario de cada semana. Además de esto mis libretas están llenas de listas de cosas por hacer, de notas sobre patrones de ganchillo y tricot, ideas para bastidores, direcciones o sitios interesantes por ver, así que además de una agenda es todo un diario de abordo que además de bonito, es muy práctico.

Y vosotras, ¿también compartís esta obsesión por las libretas y demás productos de papelería?

Knitting cable • Patrón gorro

21:43


Pues por aquí estoy de vuelta con cosas nuevas tras un largo periodo de descanso o más bien de cierta inactividad. Después de algunos cambios, yo diría, bastante importantes, encuentro de nuevo las ganas y el tiempo para dedicar un rato al blog.

Mudarse a París, oh là là, oui, a Paris mon amour, suena muy bien, pero lo mejor y más interesante es cuando te pones a buscar piso y al final no te queda otra que aceptar que el espacio no es algo muy parisino. Llegas y te encuentras tú, tu pareja y todas vuestras cosas, que no son muchas, en 30 metros cuadrados. "Vale, solo tenemos que organizarnos, adaptarnos y ser (oh oh...) ordenados". Me temblaban las piernas solo de pensar en cómo iba a montármelo con toda la logística de lanas, fieltros, telas, agujas varias, botones, abalorios, hilos, cintas, bastidores, boquillas para monederos, etc etc etc. Cómo se hace para organizarse en un espacio tan limitado, que alguien por favor me lo explique porque todavía a día de hoy, dos años después de descubrir la cruda realidad, no encuentro la manera de hacerlo sin invadir la parte correspondiente a mi querido marido.

Total que durante un cierto tiempo me dediqué a dar largos paseos en estos 30 metros cuadrados entre el vestidor y la mesa de trabajo. Sí, la parte buena de nuestro apartamento es que tiene un pequeño vestidor que, como cabe esperar, está a su máximo de capacidad. Hay que aprovechar el espacio queridas. Pero me pasaba más tiempo desplegando todo lo que necesitaba y ordenando, que disfrutando del momento creativo, con lo que al final (entre otras razones) tanto paseíllo ayudó a que perdiera las ganas por seguir haciendo cosas.

Pero superada la crisis "cariño vivimos en una mini casa a ver cómo lo hacemos", me siento con ganas de ponerme de nuevo manos a la obra y de compartir a través del blog tutoriales e ideas. Así que hoy os voy a hablar de lo que me ocupa las manos últimamente, knitting cable. O lo que vienen siendo los ochos de toda la vida, pero a lo loco. Bueno, en realidad es algo más que eso, con el knitting cable se crean texturas. La técnica es exactamente igual que para hacer los ocho o trenzas, se suspenden los puntos en una aguja auxiliar y dependiendo del patrón que se esté siguiendo o de la forma que queramos hacer, los puntos se suspenden por la parte delantera o trasera del trabajo. Este gorro a medio hacer que veis en la imagen lo estoy haciendo siguiendo un tutorial de Crazy Hands. Está, como la mayoría de las veces, en inglés, pero no tiene ninguna complicación seguirlo porque está muy bien explicado. Para hacer la lectura del tutorial más fácil todavía, estas son las explicaciones a la hora de hacer el cruzado de puntos (que normalmente se trabaja en punto derecho). Se repite siempre el mismo cruzado:

  • C4F: la F significa front, parte delantera y el 4 es el número de punto que debemos suspender en la aguja auxiliar. 
  • C4B: y aquí la B significa back, parte trasera, así que en este caso los puntos los dejamos suspendidos en la aguja auxiliar en la parte trasera de la labor. 
Este patrón se trabaja con agujas 5.00 mm. Se comienza montando 96 puntos y trabajando el elástico 2 / 2 (2 puntos derechos, 2 puntos revés). Ojo que al final del elástico hay una vuelta de aumentos. A partir de aquí, se trabaja todo en punto derecho. 

Pronto acabaré el mío y podré enseñaros el resultado. Si os animáis a seguir el tutorial de Crazy Hands contadme qué os parece. Veréis que es muy sencillo.