19 enero 2015

Patrón capucha*bufanda


A quienes me seguís por Instagram o por Facebook ya os sonará este trabajo, ya fui adelantando algo en agosto y septiembre. Cinco ovillos, 500grs que dieron vueltas y vueltas durante bastante tiempo hasta dar con el trabajo definitivo. La verdad es que la lana la compró mi madre, y ahí quedó guardada. Al final, y por supuesto, me apoderé de los ovillos sin ningún tipo de remordimiento. Pensé en hacerme un jersey de un patrón muy bonito que me había encontrado hacía tiempo por internet, en una revista de crochet, pero no me gustaba esta lana para un jersey. Demasiado fina. En verano, en pleno agosto, me decidí a hacerme un chal de crochet, pero... no me cuajaba la idea, aunque tenía varios modelos para elegir. Finalmente opté por esto, una bufanda capucha para estar de lo más abrigada.

Había visto varios modelos de dos agujas y crochet por Pinterest, sobre todo con orejas tipo oso, gato... Pero no tengo yo el porte de llevar ese tipo de modelos, soy un poco más discreta. Pero ¡eh! que me encantan y me encanta la gente que los lleva, solo que por naturaleza yo no soy nada atrevida con estas cosas. Me hice un modelo más discreto y de producción propia con el punto "v" o "v stitch" que tenía muchas ganas de probar. Me pareció muy adecuado para esta labor, porque al ser un trabajo tan grande era mejor trabajarlo con punto alto. Me gusta mucho el resultado de este punto, porque queda calado pero en su punto justo, para mi gusto ni mucho ni poco. Así que aquí está terminada por fin mi capucha bufanda lista para abrigarme como a mi madre le encanta que lo haga, que con 500grs encima ya me diréis si voy o no abrigada. Lo que me falta de atrevida lo tengo de exagerada. ¡Ja!


Está hecha en ganchillo o crochet trabajada en punto "v", "v stitch" con agujas número 5mm y 4.5mm y el patrón es todo vuestro. En la imagen de arriba veis el detalle del punto. Podéis descargaros el archivo PDF con el patrón paso a paso para haceros una capucha bufanda como esta o adaptarla a vuestro gusto (incluyendo orejas de oso si os place). Podéis hacerla con el tipo de punto de crochet que más o guste, el modo de realización es el mismo. Se hace primero la capucha y después se hace la bufanda unida a la capucha formando una sola pieza.

Pulsando sobre la imagen del final de esta entrada tendréis acceso directo al PDF para descargar y todo vuestro para crear. ¡Ya me diréis qué os parece!
*****

Modelé au crocchet gratuit en PDF.
Écharpe et capuche tout ensemble.

16 enero 2015

Mon amour



Nada tiene que ver con esta entrada que quede menos de un mes para el día de los enamorados, porque soy de las típicas personas que no le dan importancia a "los días de". Soy de las típicas personas que dicen eso de "todos los días se celebra el amor, todos los días debería de ser el día de la mujer, del VIH, de la infancia, de la música y de todo lo importante". Soy, además, de las típicas personas que dicen "esto no lo haré" y, ¡zas! acaba haciéndolo. 

A pesar de que en esta entrada del mes de febrero del pasado año hacía una pequeña recopilación de patrones de varios motivos de corazones en crochet, no tenía la más mínima intención de hacer ni un solo corazón de crochet. Hay cosas que solo las haces si te las piden por encargo, y estos pequeños corazones de crochet son una muestra de ello. Un buen día me hicieron una propuesta, la acepté porque me parecía una colaboración importante, pero terminé por rechazarla a pesar de tener el trabajo hecho. ¿Por qué? Pues porque a pesar de que esto no es mi profesión, sí es parte de mi trabajo, un trabajo que de verdad hago con amor y sé que entenderéis a qué me refiero. No solo se valora económicamente, que también. 


Así que, con exactamente con 17 corazones de crochet hechos, obviamente no los iba ni a tirar ni a dejar olvidados en cualquier escondite, me pareció una buena idea para decorar un rincón de nuestra nueva mini-casa. Por ahora forman una guirnalda en vertical que podéis ver en Facebook, y digo por ahora porque creo que terminaré por ponerla en horizontal. Todavía no estoy segura... 

Como con todas las cosas, hay un montón de patrones, especialmente de corazones. Yo escogí este que me encontré en esta página por dos motivos: uno porque estaba en gráfico y prefiero los patrones con gráfico, y dos porque es muy fácil y rápido de hacer, además queda muy bien definida la forma de corazón sin tener que hacer mucha virguería. 

¿Os gustan los corazones de crochet? ¿Se os ocurre alguna  otra idea de decoración con ellos que no sea una guirnalda? 


*****

Idée décoration pour le mariage.
Guirlande avec des coeurs au crochet.

07 diciembre 2014

Selección de tutoriales ♦ Decoración alternativa



Alternativa por barata, por creativa, por original, por usar pocos recursos. Hoy traigo una nueva recopilación de los tutoriales que más me han gustado vistos en Pinterest. De esta selección de tutoriales, y empezando por el final, el que más me gusta es el de las cajas en forma de manzana. La verdad es que no sé en dónde lo pondré, pero lo que sí sé es que lo haré porque me parecen tan lindas... También es verdad que creo que es uno de los más fáciles de hacer de los seis, al menos para mi habilidad con las manualidades de papel. Este tutorial de las cajas de manzanas es de Oh Happy Day, página que no os deberíais de perder si os gustan este tipo de trabajos, porque ofrece un montón de DIY con imprimibles incluidos.

Estos diamantes, el número 5, no serán tan resistentes como los de verdad, pero desde luego a mí me gustan más. Me parecen muy originales como caja para regalo, además de como decoración. Para un regalo pequeño queda muy original hacerlo en una caja diamante, ¿no? Este tutorial, también con plantilla incluida es de Minieco, otra página genial de trabajos hechos con papel. Tiene un montón de tutoriales con esta técnica,  también este otro de la selección para hacer estrellas de papel, el número 1 de la selección. Las estrellas me parecen ideales para hacer una guirnalda, como muestra en la página, pero también para hacer un móvil para un estudio, por ejemplo. Otra idea que se me ocurre para hacer con estas estrellas 3D es un cuadro, sobre una cartulina de color o blanca y enmarcar con los marcos que tienen fondo (evidentemente). Con este colorido la verdad es que se yo lo pondría en cualquier lado de la casa. 

El número 4 ya es algo más clásico. Estos "globos de papel" de Anette Shus, página que acabo de conocer, pueden ser una buena opción para una decoración navideña, ya que estamos en la época. En lugar de tanta bola con renos estos globos podrían dar otro aire en una mesa o un recibidor. También en este mismo sentido se podría optar por esta bola de origami de Giochi di carta, otra página que acabo de conocer y que tiene un montón de tutoriales e ideas geniales para trabajar con papel. Lo bueno si se escoge este tipo de decoración para navidad, es que ya que te llevas el trabajo de preparar estas bolas de origami, que no es nada sencillo, ya se pueden quedar al menos hasta la próxima. 

Y por último el número 2, estas cajas geométricas rápidas de hacer, cuyo tutorial paso a paso podréis encontrar en Tomfo. La posibilidad de combinar diferentes modelos de papel o cartulina es genial, porque las posibilidades son muchísimas para hacer varios modelos diferentes. No me digáis que no son geniales para nuestras mesas de trabajo, para cualquier escritorio e incluso un recibidor.

¿Habéis decidido por cuál vais a empezar? ¿Qué otros usos se os ocurren? 


05 diciembre 2014

Un monedero de crochet en 3 días



Cabe empezar esta entrada con una reflexión u opinión personal, y, con la época del año en la que estamos, es obvio que voy a hablar de la navidad. Todo gira en torno a la navidad, es inevitable nombrarla, pensar en ella, maldecirla, odiarla, amarla, disfrutarla o no, pero al final nos la “comemos” queramos o no. La parte más fea e incluso desagradable es el despunte del consumismo que se genera en esta época, porque no es que el resto del año no nos dé por comprar en exceso y cosas que no necesitamos. Así que, porqué ahora que todas sabemos hacer (iba a decir la o con un canuto) casi de todo si nos lo proponemos, porqué no hacer regalos hechos a mano. El amor con el que están hechos los regalos hechos a mano, no tiene precio. Claro que el tiempo es limitado y la verdad es que es un poco difícil, a mí me resulta verdaderamente imposible hacer todo lo que quiero para todas las personas que quiero... Muchas veces esto me genera mucha impotencia, pero no hay manera de aumentar las 24h que tiene el día.

Sirva esta introducción crítica-navideña al mundo “hecho a mano” para presentar la nueva edición del taller de monederos de crochet online. Para quienes tengan más o menos destreza con la aguja de crochet, será una buena opción para preparar algún regalo (sea o no navideño). La propuesta es hacerlo en 3 días, pero para quien se lo monte bien, en un día podrá tener listo el primero. Os aseguro que es un regalo que le encantará a la afortunada en recibirlo, porque los monederos de crochet además de estar de nuevo de moda, son un complemento muy útil, y además a la creadora e encantará hacerlo, porque todas conocemos la satisfacción que supone crear cosas. Hecho uno, querréis hacer más, seguro.

Con el taller online aprenderéis a hacer este complemento y a partir de ahí podréis incluso crear vuestros modelos más personales. La propuesta es hacer un monedero de crochet sencillo y básico, apto para crocheteras de nivel básico. Si queréis más información podéis contactar a través de la dirección de correo electrónico hamoraima@gmail.com y ahí os explicaré todo lo que necesitéis saber.

El precio de esta edición exprés del taller es de 10€ sin materiales. Los materiales que necesitaréis para realizar el monedero de crochet son:

• aguja de crochet de 3mm
• hilo de algodón para aguja de 3mm
• retal de tela
• boquilla metálica de 15cm aproximadamente

¿Dudas? Podéis visitar la sección hamoraima de monederos de crochet y veréis lo que os perdéis si no los aprendéis a hacer. Lo mejor es lo que se disfruta creando. ¡Ah! Y recordad que envolvemos para regalo.

13 agosto 2014

Renovarse o morir

The Purl Bee

Morir técnicamente hablando, por supuesto. Aunque una no se lo proponga, al final de tanto usar redes sociales como Instagram (recientemente estrenada), Facebook, Pinterest, Twitter, Bloglovin y esta que leéis, es irremediable no hacer continuamente cosas nuevas, probar nuevas técnicas y darle vueltas a la cabeza en muchas ocasiones de más. Ni siquiera es necesario estar ociosa y con las manos paradas para estar pensando en nuevos proyectos, y seguro que os sentís identificadas si digo que tengo muchos más patrones archivados de lo que podré hacer en toda una vida. Y esto solo hablando de crochet, dos agujas o calceta, y si me apuras costura. Por que ¿quién se resiste a hacerse unas flores de papel como las publicadas en esta entrada? O una pulsera kumihimo, o cualquier tutorial de papel

En fin, para mí quizá sea el momento de centrarme y limitarme por lo menos durante un tiempo. Mi inminente traslado a París (síiiiiii, a París) me obliga a limitarme en lo que a volumen de maletas se refiere. Y no sé cómo voy a hacerlo a pesar de llevar casi dos años trasladándome de un lado a otro con solo una maleta, eso sí, bien llenita. Nunca había tenido que usar la técnica de sentarme encima hasta hace unos meses. Conseguí que me cupieran todas las lanas, algodones y telas que me quería llevar además de mis efectos personales. No me quiero ni imaginar cuando me ponga a hacer la maleta con ropa de invierno y toda la parafernalia que supone un traslado. Obviamente habrá que llevarse lo justo, pero y mi máquina de coser, mi guillotina, mis lanas, mis telas, el fieltro, todo ¡¡¡qué hago de mi vida!!! Tendré que hacer una buena selección...

Por lo pronto estoy apurando al máximo algunas de las lanas haciendo cosas para darles uso. Entre otras cosas, me estoy haciendo una especie de bufanda con 5 ovillos de lana que rondaban por casa. Con el frío que hace en París creo que no me va a sobrar otra bufanda más. Me la estoy haciendo en punto "v" o "v stitch", que lo descubrí hace poco y me apetecía mucho probarlo, y a pesar de estar trabajando solo un color, me gusta como está quedando este punto de crochet. Tenía como os digo varios ovillos así que me quería hacer una bufanda bien grande, que me encanta ir bien abrigada en invierno. En un principio había pensado en renovarme y hacerme una a dos agujas o calceta con el punto "herringbone", que es el que veis en la imagen al principio de esta entrada. Como la mayoría de las veces hago este tipo de trabajos en ganchillo, me apetecía cambiar y probar este punto. La imagen es del tutorial de The Purl Bee, que está explicado en inglés y en imágenes paso a paso. Yo lo intenté además con la ayuda de un par de vídeos de Youtube pero no hubo manera, no conseguí más que hacer y deshacer durante toda una tarde y ante la frustración que me estaba suponiendo decidí hacerla de crochet con "v stitch" como os decía más arriba. Así que bueno, lo dejaré para una próxima vez, pero me quedo con las ganas porque me parece un punto precioso, y la verdad es que cada vez tengo más ganas de mejorar en dos agujas, porque me encuentro con patrones preciosos. Como dice mi novio, "todo se andará".

11 agosto 2014

El mejor complemento del verano


Un turbante: para la playa, la piscina, para ir de paseo al campo a la montaña, a una terracita de verano y porque sí. Yo no sé cómo se las arreglan las demás, pero mi pelo, y sobre todo mi amado flequillo, después de un baño en la playa, se convierten en una pequeña pesadilla. Y me refiero más a lo incómodo que se vuelve que a lo estético del asunto. Así que teniendo tela suficiente me animé a ponerle solución a esta situación tan veraniega, y ya que el resultado me ha parecido interesante, aquí os traigo el tutorial paso a paso para haceros un turbante de tela sencillo y muy práctico.

Lo práctico del turbante es sobre todo que no es necesario atar y desatar ni hacer números para colocarlos. Una goma es la solución perfecta para que sea lo más cómodo posible, ya que ese es el objetivo del turbante. Como sabréis, ahora están muy de moda otra vez los pañuelos anudados en la cabeza dejando las puntas hacia arriba, y como me gustaba esta idea hice el turbante basándome en este estilo. Ya os digo que buscaba sobre todo lo práctico, así que anudar no era una opción. 


Vamos entonces a ver cuáles son los materiales que he usado para hacer mi turbante:
• Tela
• Goma 
• Tijeras
• Hilo
• Metro
• Máquina de coser

Cortaremos 4 tiras iguales de tela. La medida de las tiras dependerá de lo larga que queráis la lazada, yo no la quería tampoco muy grande, como veis en la imagen. Corté aproximadamente unos 30cm de largo, contando además de la lazada con los márgenes de 1cm para la costura. A continuación, uniremos dos tiras de tela juntando los frentes, es decir, tendremos el revés de la tela en la parte exterior, como veis en la imagen siguiente. Coseremos con la máquina, dejando la base abierta, y terminando el otro extremo de la tira en forma de punta. Haremos lo mismo con las otras dos tiras de tela y recortamos lo que nos sobra de tela.

Una vez cosidas ambas partes, le daremos la vuelta por el lado que hemos dejado abierto sin coser y plancharemos para asentar las costuras. 


Colocaremos ahora las dos tiras de tela cosidas como vemos en la imagen superior derecha, en forma de cruz. Fruncimos como nos apetezca y le cosemos una pequeña tira de tela que habremos cosido previamente para mantener sujetas las dos partes. Aquí existe la alternativa de hacer directamente un nudo, pero para mi gusto los extremos quedaban demasiado levantados, así que opté por unir con otra tira. Eso sí, aquí hay que coser a mano y asegurarse de que queda bien cosido para que no se abra. 

Y ya por último nos quedaría poner una goma un poco ancha que coseremos en los extremos que habíamos dejado sin coser, por los que le dimos la vuelta a la tela. Hacemos un dobladillo y cosemos una tira o dos de goma de aproximadamente 10cm. Y ya tenemos listo nuestro turbante para que no se mueva ni un solo pelo de su sitio.