31 julio 2015

•Miss Kits• tiene algo para ti


Para quienes sigan más o menos el blog u cualquier otra de las redes sociales por donde voy dando la lata, ya conocerán mi amor por el algodón. Es uno de mis materiales preferidos para hacer crochet o para tejer, ahora que me estoy animando más a fondo con las dos agujas. Es un material que me resulta imprescindible para ciertas piezas como por ejemplo los monederos, no concibo hacerlos en otro material. Sí, un algodón mercerizado si acaso, pero siempre algo de algodón, y si es 100% mejor. Un bolso también es interesante hacerlo, bien a crochet bien a dos agujas, en algodón. Por supuesto qué decir del material que se usa para los amigurumis, siempre, pero siempre siempre, en algodón. Ya sé que hay muchas (quizás vosotras que estáis leyendo) que hace amigurumis con otro material, puede que con trapillo, pero mi ecuación para un amigurumi es necesariamente con algodón. Ahora bien, y casi sobra que lo diga, cada una hace de su capa un sayo y por supuesto su amigurumi, monedero o bolso con el material que quiera.


Por otro lado están los artículos para bebé, para lo que encontramos una amplia gama de lanas acrílicas especiales, antibacterianas y no sé cuántas cosas más con una variedad de colores muy interesantes para los más pequeños.No he probado muchas, vaya la verdad por delante, pero de las que he probado... pues no terminan de convencerme para lo que he hecho hasta ahora, como por ejemplo patucos. A mí me gustan mucho más unos patucos en algodón, eso sí, un algodón trabajado como máximo con aguja de 3mm, tanto de crochet como de dos agujas. Otra cosa, ya que hablamos de lanas para bebés, son los merinos especial bebé. Eso ya es un no querer acabar del gusto que da trabajarlo, me encanta.


Pero hoy, en esta entrada, vengo a hablaros de un algodón que he tenido el enorme placer de probar y que me ha hecho caer rendida a sus pies. El algodón peinado de Miss Kits Sí sí sí, así de exagerada soy en la muestra de mis sentimientos por el algodón. En otras entradas he hablado de mi apetencia por probar nuevos algodones para trabajar con aguja de 4mm, porque para mí entre el número 3 y el 4 es perfecto, ni más ni menos. Y he aquí el algodón que yo esperaba como agua de mayo. Para variar, como nos pasa a todas, tenía en mente un montón de cosas que quería hacer: probar tal material, probar tal patrón, hacer tales cambios en este otro, hacerme esto para mí, terminar todo lo que tengo sin terminar... En fin, os sonará seguro esta canción de la eterna lista de cosas a hacer.


Me encontré hace tiempo con este patrón de All About Ami para hacer una chaqueta a crochet. Buscaba el material que me convenciera y me hiciera lanzarme de cabeza pero la verdad es que nada, ni chaqueta ni material me convencían. Lo dejas pasar y cuando te das cuenta tienes material, aguja y patrón. Así que cuando llegó a mi vida el algodón de Miss Kits, al poco tiempo encontré el patrón para hacer esta chaqueta que veis, y aunque al principio no me resultó demasiado fácil seguir el diagrama, al final aquí está, lista para lucir. Está trabajada en crochet con aguja número 4. El patrón es básicamente a punto red, salvo en las orillas tanto del cuerpo como de las mangas que se trabaja en punto bajo y cadeneta. Para ser sincera debo decir que el resultado del patrón de la chaqueta no fue 100% lo que yo esperaba, pero son cosas que suelen pasar. Para mi gusto me la habría hecho un poco más larga, tampoco mucho y haría algún retoque en las mangas, aunque hice varios retoques sobre el patrón original.


Trabajada como os digo con el algodón de Miss Kits, la chaqueta tiene un caída y un tacto que casi da pena cuando ves que estás terminando, porque además como se trabaja en punto red se trabaja bastante rápido. Los ovillos de algodón de Miss Kits son un algodón especial, algodón peinado, lo que supone una muy buena calidad que notaréis al tacto del ovillo. Pero no solo esto es lo bueno de los ovillos, sino que además son de 100gr lo que los hace todavía más ideales para trabajar prendas de ropa. Pero a todo esto hay que sumarle el cuidado que ponen para los envíos, porque cuando recibes tus esperados, amados y adorados ovillos de algodón en una magnífica caja, todo tan bien preparado, pues qué queréis que os diga, a mí me dio cosa hasta empezar el primer ovillo. 

Así que Miss Kits tiene para vosotras, amantes del crochet y de las dos agujas en todas sus variantes, un algodón que ya estáis tardando en probar. Y para que os animéis os dejo el patrón que os había prometido para haceros la chaqueta como la que yo me he hecho. Si tenéis cualquier problema con el patrón, no dudéis en dejar un comentario que gustosamente contestaré en cuanto pueda. ¡A disfrutar de las agujas!
Click sobre las imágenes para aumentar tamaño
 



10 junio 2015

Mar y Sol ▼ Más que bolsos y rafia



Y es que los modelos de bolsos de crochet (y los que no son a crochet) que ofrece la marca Mar y Sol, tienda a la que pertenecen la mayoría de los modelos que véis en esta entrada, no pasan desapercibidos para una amante del crochet, así que me resulta inevitable dedicar una entrada para contárselo al mundo entero, aunque lo mejor para que conozcáis bien esta marca es que visitéis su página y echéis un vistazo al apartado de historia, ya que es un proyecto de sostenibilidad en Madagascar no menos interesante que sus modelos. 

Grandes, pequeños, medianos, para verano o para invierno, de día o de noche, más informal o de un color determinado, es interesante tener siempre el bolso adecuado, para mí por un tema de comodidad. Desde hace tiempo quería hacerme un bolso de rafia para verano, pero no encontraba material. He conocido a través de Instagram una rafia de la marca Lanas Stop que no tenía ni idea de que existía, Lanas Stop Bags. Era obvio que alguna marca de lanas, teniendo en cuenta la pasión mundial por el crochet, tendría que sacar un material así especial para bolsos. Aunque puede ser que exista desde hace tiempo, yo lo desconozco. Había buscado la rafia algunas veces en Madrid en pequeñas cordelerías, incluso la había visto en papelerías, pero claro aquí era rafía de papel y yo quería rafia sintética para bolsos y también para hacerme un gorro. 


Lo bueno de la rafia sintética es que es más resistente que la de papel, aunque no me gusta demasiado el brillo que tiene, pero se le puede perdonar dependiendo del color y sobre todo del modelo de bolso y del tipo de punto de crochet que se trabaje. Por ejemplo, los dos primeros bolsos de esta entrada, dos estilos y puntos de crochet diferentes pero igual de preciosos los dos. El de la derecha, estilo bombonera trabajado con puntos altos en zig-zag y en un color amarillo con asas de cuero me parece un modelo precioso para combinar con cualquier look. El de la izquierda está trabajado con un punto bajo, sencillo apto para trabajar las más principiantes en crochet. Me gusta mucho el diseño en redondo uniendo las partes con una tira trabajada en ida y vuelta. Es una idea estupenda y muy fácil de hacer. No hace falta buscar el punto más original y complicado, la mayoría de las veces solo hace falta buscar la sencillez y ser creativas.


Los dos modelos de en medio, el bolso amarillo y el tote bag con pompones también están trabajados con puntos básicos, pero lo interesante es que los combinan las partes uniéndolas de una manera muy original. También pertenecen a la marca Mar y Sol. El amarillo fue verlo en Pinterest y enamorarme locamente de él, aunque para mí es demasiado pequeño, pero el modelo es realmente precioso. Me gusta mucho de algunos modelos que podéis ver en la tienda online de esta marca la composición de bolsos con diferentes piezas unidas en diferentes direcciones, como hacen con este tote bag en rosa y beige.

Para finalizar la entrada de bolsos de crochet me he reservado una mochila y otro tote bag. En este caso ambos están trabajados con punto concha o abanico, lo que aporta un estilo mucho más vintage a la pieza. La mochila en azul es también de la tienda Mar y Sol, y el tote bag en coral es de otra tienda online de bolsos trabajados a crochet, Straw Studios.

En fin, me quedo sin bolso de rafia para este verano otra vez, porque a estas alturas y según cómo está el panorama (me refiero a mi panorama) no me da tiempo de hacerme un bolso grande de crochet ni aunque me lo proponga. Lo bueno de posponerlo (al menos) hasta el verano que viene, es que tendré más que tiempo suficiente para buscar los materiales perfectos: rafia, tela para el interior y unas asas de cuero. 

27 marzo 2015

Algodón a la aloe vera


Sí sí, habéis leído bien, algodón a la aloe vera. Hace unos días publiqué una foto en Instagram y Facebook de los ovillos que me había comprado de este aldodón a la aloe vera y este ingrediente llamó la atención de varias seguidoras que me han preguntado más a cerca de este tipo de algodón. Así que como veo que os interesa, pues os cuento un poco más sobre este algodón tan gustoso de trabajar.

Se trata uno de los algodones de la marca Phildar. Hacía tiempo que conocía esta marca de lanas e hilos, pero nunca había tenido la oportunidad de probarla. Y cómo son las cosas: un día en el súper cerca de casa vi a una chica con una bolsa de Phildar, así que mi alerta lanera (o quizás debería decir obsesión por el crochet y las lanas) me hizo atar cabos. Si lleva una bolsa de Phildar con ovillos dentro (ojo avizor) es porque hay una tienda de esta marca de lanas cerca de aquí. ¿Cuánto creéis que tardé en investigar? 3,48 segundos, lo que tardé en sacar mi móvil del bolsillo y buscar en internet, sí, allí mismo mientras esperaba en la cola de la caja. Tienda localizada, cerca no, al lado. ¡Toma ya! A todo esto es importante destacar que estamos hablando de Paris.

En una primera visita hice un recorrido por tipos, precios y carta de colores básicamente. Dejé reposar unos días qué y para qué, pero vamos, estaba casi claro. Vi el algodón Phildar - Phil Coton 3, a la aloe vera y me gustó mucho. No tienen una gran gama de colores en esa tienda, no había mucho en donde elegir, pero para una primera compra y probarlo no estaba mal. Me decidí por estos colores que veis en la imagen: dos tonos de rosa, un verde agua, un azulón y un mostaza que me vuelve loca. Me encanta este color. De entrada con estos ovillos que he comprado estoy preparando amigurumi y sonajeros para un encargo, ya veis que voy por partes para poder probar todos los colores a la vez. El resultado me está gustando mucho, me gusta el tacto y que queda un trabajo muy consistente. Es un algodón para trabajar con aguja 2.5mm o 3mm. Son ovillos, como casi siempre, de 50g y una longitud de aproximadamente 121m. He visto que es España hay varias tiendas online que ofrecen esta marca. Si trabajáis amigurumi, os recomiendo probarla porque creo que os va a gustar, además tienen muy buen precio, nada exagerado.

Yo tengo en mente hacerme una chaqueta para la primavera-verano a crochet que vi hace ya al menos un par de meses. Pensaba en usar un algodón mínimo para aguja de 4mm, porque es un trabajo bastante grande y con la de 3mm igual se me hace muy largo. Pero ahora que conozco este algodón me hace dudar, porque además prefiero siempre trabajar con hilos delgados, me gusta mucho más el resultado a pesar de que se tarde más. Merece la pena dedicar más tiempo y obtener mejores resultados.


06 marzo 2015

Weaving → Telar ← Weaving


Lo encontraréis y conoceréis sobre todo por weaving, pero no deja de ser un telar. Otra técnica más que llevar a cabo, muy práctica si tenéis paredes vacías que queráis decorar, porque este tipo de tapices quedan genial para un salón. Esta es mi intención, decorar una de las paredes de mi casa con un telar o weaving hecho con lana. Me parecen un motivo de decoración que crea un ambiente muy acogedor, siempre y cuando se haga una buena combinación de colores.

La más conocida en el mundo weaving para mí es Maryanne Moodie, una australiana residente en en New York que crea modelos tan increíbles como los de las imágenes. Combinaciones de círculos, triángulos, cuadrados, flecos y formas en medio del telar. Me gusta mucho la combinación de diferentes tipos y grosores de lanas que le dan relieve al tapiz, es un efecto muy interesante con esas formas como en 3D. 


No es una técnica difícil, pero hay que saber trabajarla. Es posible hacerse un bastidor a partir de materiales que más o menos todo el mundo puede tener por casa o conseguir con presupuesto escaso  y crear un telar, pero desde luego nada como un buen bastidor. Y no son caros, uno de calidad y tamaño mediano, los de mesa, puede rondar los 10€ . Se pueden conseguir fácilmente por internet o en tiendas de bellas artes y manualidades. Uno de los sitios más curiosos para conseguir un telar es en la página de otra australiana que lleva a cabo un curioso proyecto. Belinda Evans crea telares a partir de elementos naturales. En su tienda encontraréis los kits y en su blog más información y otros artículos interesantes.


La técnica, como decía, no es complicada, con delicadeza, como todo, se puede conseguir un trabajo muy bien hecho sin necesidad de demasiados conocimientos. Sin embargo es bueno tener algunas nociones antes de ponerse manos a la obra, y aquí es donde empezamos a hablar de tutoriales. Lo primero es tener claro los materiales que harán falta para trabajar en telar o weaving. Con un tenedor (sí sí, un tenedor), cartón y cuerda podría estar solucionado el tema de los materiales, pero obviamente si una se lo curra un poco más, mejor. Así que si visitáis el tablero de mi Pinterest sobre weaving podréis visitar algunos vínculos a diferentes tutoriales para que investiguéis sobre los materiales y cómo hacer telares.

Para hacer el bastidor sobre el que se trabajará, si no se opta por comprarlo ya hecho, esta de la imagen es la mejor opción, porque mantiene los hilos guía sujetos durante el trabajo. La opción del cartón está bien, pero además de ser más inestable, estás "condenada" a hacer uno casi cada vez que quieras hacer un telar. De esta manera os queda el telar o bastidor hecho para poder usar siempre que queráis. En Weave me away, página sobre weaving / telares, encontraréis información que os será de utilidad.


Pero esto es solo un acercamiento al telar, porque hay tantas opciones como queramos, como por ejemplo estos mini weaving circulares, que me encantan. Un tutorial que podéis encontrar en la maravillosa página de Karen Barbé, cuyo trabajo me tiene enganchada. Y ya a partir de aquí lo mejor es dejar volar la imaginación, la creatividad y crear diseños personalizados jugando con diferentes combinaciones de colores y texturas. Otros uso más para los restos de lanas que vayan quedando, pero por supuesto se admiten cuerdas o porqué no plásticos o yo qué sé.

Así que venga, a sacar tiempo robándole horas al día para probar el weaving / telar que esto promete ser muy interesante.


04 marzo 2015

Tendencias crochet Primavera*Verano 2015


Como anunciaba en esta publicación de Facebook, con la entrada en marzo para mí ya empieza la cuenta atrás para la llegada de la primavera. Y no es que no me guste el invierno, porque me encanta, pero la primavera tiene mucho de especial. 

Muchas aún estáis, por lo que veo en las redes sociales, preparando trabajos de crochet de invierno, pero también veo que otras muchas estáis, como yo, con la vista puesta en esta primavera-verano 2015. Hace varias semanas comencé un nuevo trabajo de crochet del que mostraba algo por Instagram. Se trata de un vestido de crochet que me estoy haciendo para este verano. La idea es que sea el típico vestido playero pero tejido a crochet, me apetece probar a ver cuál es el resultado. Por lo pronto no tengo ni medio vestido hecho, pero el diseño es flojo, corto y con escote en pico. Sencillo pero sobre todo tengo la intención de que sea cómodo.


Aunque es mucho más frecuente ver prendas de ropa tejidas a dos agujas o tricot, ya podemos encontrarnos con muchos modelos de jerseys, vestidos, chaquetas, faldas y sobre todo tops hechos en crochet o ganchillo. Yo misma, adicta al crochet en todas sus variantes, admito que la ropa hecha en crochet  no terminaba de encajarme, me gustaba mucho más la tejida a dos agujas. Pero gracias a este auge del crochet, la cosa (para mi gusto) ha mejorado mucho, hay muchas manos expertas con gran capacidad de creación que realizan trabajos preciosos y que le dan la vuelta a las cosas. También es verdad que son prendas, las tejidas a crochet, mucho más modernas, porque si bien las prendas hechas a dos agujas tienen un carácter más atemporal, la ropa hecha en crochet tiene de por sí un aire retro o vintage con mucho peligro de llegar a ser hortera. 


Por lo pronto, preparaos para ver prendas veraniegas de crochet por todos los lados, porque miles de bikinis, cubrebikinis, tops y vestidos de crochet están esperando a ser lucidos sobre esos cuerpos morenos. Los bikinis de crochet, por razones obvias, solo son un elemento decorativo, no aptos para el baño en la playa. Pero allá cada una con los riesgos que quiera correr... A pesar de ser bikinis y no poder bañarse con ellos, son un complemento muy bonito para después de la playa (y quien dice playa dice piscina o río), para ese momento tan placentero como es la cañita de cerveza en el típico chiringuito de playa. A mí me gustan sobre todo los modelos de bikinis de crochet cuya parte de arriba es algo más grande que un bikini habitual, las que son más bien tipo top. Además de parecerme sencillamente más bonitos, creo que son más cómodos.


Se llevarán sobre todo en blanco y colores crudos, pero no me digáis que uno en amarillo, para resaltar esa piel morena no quedaría precioso (quien consiga coger colorcito, porque la que suscribe... es más blanca que la nieve). Los mismos colores para los vestidos de crochet, aunque el mío, como veis en la foto, será azul turquesa, un color muy de temporada. Para este modelo de vestido he escogido un punto de crochet abierto pero no demasiado calado, porque aunque es un vestido para la playa no me gusta que se vea más a través del vestido, que el propio vestido en sí. Me gusta que se vea el trabajo hecho a crochet, que para algo una se pasa horas dándole a la aguja, ¿no? Lo estoy trabajando con aguja 3mm y procuro dejar el punto más flojo de lo habitual para darle al vestido más soltura, mejor caída.

Para cuando os entren ganas de hacer un vestido de crochet, un bikini o un top de crochet o ganchillo, porque seguro que os pica la curiosidad, os recomiendo trabajar con hilo de algodón para aguja, como máximo, de 3mm. Yo evitaría, sobre todo para los bikinis de crochet, un algodón gordo. El resultado resultará más bonito y la prenda se adaptará mejor sobre el cuerpo. Además de este par de recomendaciones, os dejo por aquí algunos modelos y patrones de bikinis, tops y vestidos de crochet que he ido encontrando sobre todo en Pinterest para que os sirvan de inspiración. ¡Venga que el verano está a la vuelta de la esquina!

*****

Tendances crochet Printemps/Été 2015
Découvrez les robes, tops et bikinis deux-pièces au crochet pour le printemps et l'été  2015. 

Modèles des robes au crochet

▼Patrones de vestidos de crochet▼

Patrón 1

Patrón 2
(varios patrones)

Patrón 3

Patrón 4

Patrón 5


▼Patrones de tops / bikinis de crochet▼

Patrón 1

Patrón 2

Patrón 3

Patrón 4

19 enero 2015

Patrón capucha*bufanda


A quienes me seguís por Instagram o por Facebook ya os sonará este trabajo, ya fui adelantando algo en agosto y septiembre. Cinco ovillos, 500grs que dieron vueltas y vueltas durante bastante tiempo hasta dar con el trabajo definitivo. La verdad es que la lana la compró mi madre, y ahí quedó guardada. Al final, y por supuesto, me apoderé de los ovillos sin ningún tipo de remordimiento. Pensé en hacerme un jersey de un patrón muy bonito que me había encontrado hacía tiempo por internet, en una revista de crochet, pero no me gustaba esta lana para un jersey. Demasiado fina. En verano, en pleno agosto, me decidí a hacerme un chal de crochet, pero... no me cuajaba la idea, aunque tenía varios modelos para elegir. Finalmente opté por esto, una bufanda capucha para estar de lo más abrigada.

Había visto varios modelos de dos agujas y crochet por Pinterest, sobre todo con orejas tipo oso, gato... Pero no tengo yo el porte de llevar ese tipo de modelos, soy un poco más discreta. Pero ¡eh! que me encantan y me encanta la gente que los lleva, solo que por naturaleza yo no soy nada atrevida con estas cosas. Me hice un modelo más discreto y de producción propia con el punto "v" o "v stitch" que tenía muchas ganas de probar. Me pareció muy adecuado para esta labor, porque al ser un trabajo tan grande era mejor trabajarlo con punto alto. Me gusta mucho el resultado de este punto, porque queda calado pero en su punto justo, para mi gusto ni mucho ni poco. Así que aquí está terminada por fin mi capucha bufanda lista para abrigarme como a mi madre le encanta que lo haga, que con 500grs encima ya me diréis si voy o no abrigada. Lo que me falta de atrevida lo tengo de exagerada. ¡Ja!


Está hecha en ganchillo o crochet trabajada en punto "v", "v stitch" con agujas número 5mm y 4.5mm y el patrón es todo vuestro. En la imagen de arriba veis el detalle del punto. Podéis descargaros el archivo PDF con el patrón paso a paso para haceros una capucha bufanda como esta o adaptarla a vuestro gusto (incluyendo orejas de oso si os place). Podéis hacerla con el tipo de punto de crochet que más o guste, el modo de realización es el mismo. Se hace primero la capucha y después se hace la bufanda unida a la capucha formando una sola pieza.

Pulsando sobre la imagen del final de esta entrada tendréis acceso directo al PDF para descargar y todo vuestro para crear. ¡Ya me diréis qué os parece!
*****

Modelé au crocchet gratuit en PDF.
Écharpe et capuche tout ensemble.